The Emancipation Daily

¿Sirve de algo que busquemos siempre aquello que suponemos perfecto para nosotros?

Posted on: noviembre 3, 2008

El otro dia pensando me di cuenta de algo que me pareció curioso. Al mediodía fui a comer a un restaurante de moda del centro de Madrid, con platos exquisitos repletos de alimentos que me encantan y en su gran mayoría sanos, por lo que luego no me sentía nada culpable. Sin embargo, a las pocas horas  un buen amigo me llevó  a cenar al McDonalds y la noche fue tan divertida y yo estaba tan feliz que me olvidé de los manjares de mi carísima comida.Aquello tan bueno no tenía comparación con lo de ahora, y eso que era muchísimo más perjudicial para mi salud.

Entonces pensé que el hecho de buscar algun restaurante donde saciar tu hambre y el hecho de buscar a alguien que sacie tus ansias de amar no son tan diferentes entre si

Desde que somos pequeños mama y la “todopoderosa” sociedad nos dicen que debemos comer verduras, legumbres y alimentos bajos en grasas al igual que nos llenan la cabeza de ideas tales como que nuestra pareja tiene que ser de tal o cual manera y de como debe cuidarnos y hacernos sentir  y es ahora cuando yo pienso: ¿por qué perdemos el tiempo buscando lo que se supone perfecto para nosotros si luego nos conformamos con una hamburguesa de cuya carne no sabemos ni el animal de procedencia?

Yo antes solía preferir ir a comer a sitios donde, al hacerlo, me sintiera comodo, cuidado, feliz, sano, querido y atendido y a poder ser, que la presentación de los platos fuera, digamoslo asi, “moreno de ojos verdes y con mandibula cuadrada”. Mucho fue el tiempo invertido en la búsqueda de un restaurante que me satisfaciera como se suponía que yo deseaba, pero me di cuenta de que llevaba mucho tiempo sin comer y que rozaba la anorexia,y lo que es peor, anorexia que ni siquiera me hacia perder peso, se trataba de una anorexia sexual, ¿tan estupido era como  para seguir con estrategias que no me reportaban ni éxito ni beneficio? Yo en el risk debo de ser un hacha.

A partir de entonces decidí que necesitaba un cambio y mucho fue el esfuerzo que empeñé para pasar del entrecot de buey al bigmac, de los esparragos con salsa de ostras a las patatas fritas con ketchup, de la exquisita creme brule al sundy de chocolate con cacahuetes…pero por más que queria, mis ojos seguian empeñados en encontrar un buen pato para hacerlo a la naranja.Pero de pronto llego el mes en el que los patos emigraron, las naranjas se pudrieron y los grandes restaurantes quebraron, sin duda, ante el éxito sin parangón de los deliciosos y grasientos kebab.

¿qué puedes hacer si no rendirte a sus encantos? No hay opción que no sea decidir  jugarte tu salud y comer poco sano para el resto de tu vida.¿Sabeis que? Después de tanto empeño, mi kebab desapareció, ahora estoy abierto a comer lo que sea y mi salud esta más delicada que nunca.

Etiquetas:

4 comentarios to "¿Sirve de algo que busquemos siempre aquello que suponemos perfecto para nosotros?"

Joder, pero qué razón tienes.

Yo soy un crack al risk, pero porque consigo aliarme con quien me conviene para los objetivos a corto plazo… y suelo traicionarle al final xD Así que no valgo como ejemplo… al menos en cuanto al risk.
Sobre lo de la dieta… hombre cada uno come lo que le gusta. Con el tiempo dejas atrás platos que te encantaban de pequeño (mmm, ese arroz con nocilla, qué bueno taba) pero que ahora jamás probarías o descubres que lo que pensaste que jamás ibas a probar es algo que a veces no está mal (una cervecita y unos esparraguitos, ñam). Son cosas de la experiencia y el paso del tiempo.
Lo que creo es que se combina el descubrimiento de lo que nos gusta y el aprendizaje de lo que nos sienta bien. Quizá lo mejor sería que nuestra dieta ideal incluyese lo que nos apetece.
Y ya la anécdota, un amigo mío es celiaco y no puede comer gluten que está en el pan, los dulces y cualquier cosa con harina. Tiene versiones celiacas de todas estas cosas… pero son asquerosillas. Él respeta su dieta, nada de gluten, pero a vees nos roba un cacho de pizza o se come un donut. Nosotros, medio en broma medio en serio, le decimos que no lo haga. Al final no es lo mejor para él y lo sabe, pero le gusta. Además el pibe vive encima de la tentación: en el portal de su casa hay una panadería que huele como… como una panadería, para qué decir más🙂

la mayor parte de las cosas que nos gusta comer y, por ende( en muchos casos) que comemos no son cosas sanas
todo esto se traduce al amor donde con suerte, tan solo el ultimo plato que comamos en nuestra vida será el que no nos de problemas de digestion…el resto de platos sieeeeeempre te dejan con hambre, empachado, sabe insipido, da retortijones y un largo etc…

Leí el otro día en un librillo (que no era de OCB) que en un mundo perfecto no entregaríamos un trozo de corazón con cada beso. Igual parte el problema no está en los kilos que ganamos al comer si no en los trocitos que perdemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: