The Emancipation Daily

¿El “¿cómo te llamas?” se sigue usando?

Posted on: diciembre 17, 2009

Ligar,ese preciado arte del que pocos son expertos. Hay quien liga de forma natural y que, simplemente por existir, andar o respirar, llama la atención. Pero, ¿qué hacen el resto de los mortales?.

Si eres uno de ellos, sabrás que en la busqueda de sexo son muchas las artimañas que debes usar y que estas, lejos de ser infalibles, deben ser remasterizadas e, incluso, desechadas, para que la eficacia sea óptima.

Teniendo en cuenta mi escaso éxito en la materia no tengo mucho que decir y esta columna pretende ser soporte para contar experiencias útiles o no y, ante todo, dejar claro lo que NO se debe hacer.

Uno de los puntos, al parecer, más importantes a la hora de ligar es la mirada. El primer contacto visual es decisivo ya que puede ser el único contacto visual o el primero de una larga lista de contactos. En el segundo, y menos usual, caso, los ojos se transforman en tu arma decisiva. Mal que bien, todos sabemos mirar (aunque en mi caso abro tanto los ojos que parezco un ave nocturna), el problema llega cuando la atención se extiende al resto de la cara. ¿Qué haces con la boca? Direis: “pues sonreir, menuda tontería”. Pero es como saber que para volar necesitas un avión, el tema es que no sabes construirlo. ¿Sabemos sonreir?. Yo no, al menos no en ese momento. Sin embargo diría que esta sonrisa no debe ser falsa ni exagerada, si no una suave sonrisa que diga “acercate que si no me lo pides, no muerdo”.

Supongamos que pasamos el “momento sonrisa” y que el contacto visual continúa pero aquí, nadie se acerca. Es el momento de jugar tus cartas, continúa mirando un rato mientras tu mente busca y, con suerte, encuentra, una frase algo original. Una vez la tengas, ataca, no esperes, que el resto de gente suele ser más guapa y lanzada que tu y aquí, el que no corre vuela.

El contacto visual, a veces no llega por si solo. Los ángulos de visión son una variable importante. Asi que, en un mometno dado puedes forzar dicho contacto pasando, simulando desinterés, al lado de dicha persona. Pero cuidado, estudia el terreno, los baches y los charcos de agua. En cierta ocasión yo, decidido y con mi cara  de ligar preparada (no, la de buho no, la otra), me acerqué firmemente a la zona donde estaba el chico sin haberme fijado previamente en que justo al lado, el suelo resbalaba. El final de la historia podeis imaginarlo al igual que imaginareis que esa noche, también, me marché solo a casa.

Pasamos del contacto visual. Quedan varias opciones. Una que jamás hemos utilizado porque supone una alta tolerancia al rechazo es probar directamente, uno a uno, con todo aquel que te interese lo más mínimo. Dicen que esta técnica la usaba Brad Pitt en las fiestas de los Oscar.¿Estás así de bueno?¿A qué no?Pues ya sabes lo que NO debes intentar.

Otro punto importante a la hora de ligar son tus amigos. Si, un buen amigo tiene tantas ganas como tu de que termines la noche con alguien solo que el carece de vergüenza. Es lo que tiene que uno no vaya a ser el rechazado, que no tienes problema en intentarlo. Siempre pensé que esta técnica era algo asi como “la de 15 a 20”, porque una vez pasada esa franja de edad, deberíamos ser capaces de hacerlo solos. Ahora pregunto yo ¿puede levantar la mano aquel que, superados los 20, JAMÁS la haya usado?¿Nadie?.Sigamos entonces.

En este punto llegamos a una técnica muy util en el mundo gay. Tu amiga. Una chica alegre y divertida ayuda a que otros se acerquen. Una chica en el ambiente se siente libre de moverse y mostrarse alocada y puede terminar siendo el mejor de los cebos. Cuanto mejor vestida y más mona sea la amiga que llevas al lado mejor resultado suele dar. Cuanto debemos a nuestras niñas.

Este caso se da, aunque en menor medida, en lo que un gay supone para su amigo heterosexual. Un gay no pretende ligar con tias (usually) de manera que con llegar a un grupo de chicas  y decir alguna frase que deje clara la orientación tiene campo libre para hablar con ellas de lo tremendamente guapo y simpatico y, sobre todo, educado y caballero que es su amigo.

Todas estas técinas tienen un alto grado de error, no creais. Si fueran 100% fiables no nos iriamos a casa solos y, seamos sinceros, eso pasa, y bastante.

Por mi parte solo suelo reaccionar ante una presión social alta. Soy capaz de alargar el contacto visual hasta límites insospechados. Insospechados pero tangibles, porque cuando mis amigos me dicen “mira, llevamos 3 horas así, o dices algo o nos marchamos a casa”, se me acabó el mirar.

Se han dado casos de grupos que han realizado juegos para luchar contra esa timidez y, sobre todo, contra esa larga época de sequía sexual. Los puntos, las apuestas, los piques ,los premios y los castigos finales hacían de potenciadores-(“Aunque solo sea por no terminar pagando la ronda final, tengo que lanzarme”)

El caso es que, como veis, yo no tengo ni idea de ligar. He intentado aprender, pero, como dicen en Volver, “remotamente no puedo”.

Por suerte para mi, que tengo pareja estable, , ahora mismo no necesito táctica alguna y puedo olvidarme del tema de ligar. Para los demás y, por el bien común, espero que los lectores expertos dejen escrito algún que otro consejo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: