The Emancipation Daily

Predisposición, divino tesoro.

Posted on: abril 12, 2010

Como la gran Úrsula dijo: “tan solo tu belleza es más que suficiente…”. Pero, ¿qué debe hacer aquel cuya belleza no sea suficiente si no, más bien insuficiente?

Al margen de todas esas importantísimas virtudes como la buena conversación, el sentido del humor o la amabilidad, que tan fáciles son de ver bajo los resplandecientes focos  de una discoteca, hay algo que es, quizá más importante. O no, ¿qué narices se yo?

Escaparates  diseñados para atraer, productos en tiendas colocados estratégicamente para captar tu atención, melodías repetitivas en spots…Todo ello supone la buena predisposición  del comprador a elegir un producto y no otro. Pero cuando se trata del amor y “en venta” estamos nosotros ¿qué papel desempeña nuestra propia predisposición  a ser elegidos en esta “compra-venta” de sentimientos?

Mucha gente dice que cuando quieres algo con alguien lo mejor es mostrarse desinteresado. Esto es curioso. Si me voy de compras y veo un pantalón que me gusta, mi cara lo refleja. Si un niño entra nuevo a un colegio y busca amigos su cara muestra amabilidad y si quiero que alguien me perdone, con mi cara busco compasión. Y con el amor ¿debes poner cara de que no lo deseas?

Quizá no debas parecer desesperado delante de la persona a conquistar, pero mientras descubres quien es la persona que te partirá el corazón, ¿qué menos que estar abierto?

Una amiga mía llama a ciertas cosas que le ocurren en la vida “señales” de que no tiene oportunidad para el amor. Sin embargo ¿es su predisposición la adecuada?

Estar predispuesto supone una actitud compleja pero bastante concreta. Algunos de los puntos clave serían:

–       Hay que estar predispuesto a estar expuesto: Si, como un cuadro del Reina Sofía. Si no te expones nadie te admirará y a mayor tiempo en galería  mayor es la oportunidad de que te compre un coleccionista de arte (abstracto, en muchos casos)

–       Debes estar predispuesto a la sobre explotación: Lo que significa que TIENES que sacar el mayor partido de tus virtudes. Si tienes buenas curvas, no te pongas hábito. Y por consiguiente, oculta tus defectos. Si no tienes dedos en los pies no uses sandalias. Esto es cuestión de lógica.

–       Predisponte al ensayo-error: aquí si, aquí no, este si, este no, por delante si, por detrás no. Probar lleva a ganar. Bueno no, probar lleva, de seguro a…probar (ganas es cosa de unos pocos). Pero es divertido. Y por último y más importante:

–       Obliga a tu corazón a predisponerse para el fracaso: Solo una de todas las intentonas que hagas en tu vida saldrá bien (y eso con suerte, a no ser que seas mormón). Y estar abierto a sufrir evita cierto porcentaje de sufrimiento. No más de un 2%, pero algo es algo.

Ahora ya es cosa vuestra salir y buscar o quedaros en casa sin para de quejaros ni hacer nada para solucionarlo. No es recomendable pero es vuestra elección.

2 comentarios to "Predisposición, divino tesoro."

Me ha gustado mucho este texto. Una gran (y cercana) reflexión sobre la importancia de la actitud en la vida (en este caso en el amor y derivados). Los lectores deberían tomar nota; incluso si hay algún mormón (o puta) por ahí.

sin duda, cercana es, verdad?
jejeje, siempre lo hemos dicho, la actitud es imprescindible.
Si alguien te ve poco accesible debido a tu actitud perderá las ganas de acceder a ti. es ley de vida¡
gracias por pasarte¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: